Nota Esmerado Diario Olé

Nota Esmerado Diario Olé

De qué se trata vivir del fútbol en Puerto Madryn?

-Se vive con mucha tranquilidad, ganás calidad de vida. Así que estoy contento y muy a gusto en esta ciudad. Obvio que estamos lejos y todo te cuesta el doble, pero por ser mi primera experiencia como DT estoy muy feliz.

-¿Cómo se trabaja con el tema de los viajes, dado que Madryn está a 1.337 km de Buenos Aires?

-Tenés que estar atento a todos los detalles, tanto en lo futbolístico como en la logística, para tratar de que los descansos sean similares a los de cualquier otro equipo. Hacemos mucho hincapié en los trabajos de prevención para que los jugadores lleguen bien a los fines de semana.

-¿Te sorprendió la ciudad? ¿Es poco futbolera?

-Acá te tratan de maravillas. La gente de la Patagonia es muy amable. A lo mejor en la calle no es fervorosa, pero ahora están todos expectantes porque el equipo va en los primeros lugares (NdR: lleva 11PG, 5 PE y 3 PP, con 66,7% de efectividad).

-¿Qué hiciste para que el equipo haya estado puntero varias fechas?

-Bajamos nuestro mensaje, nuestra línea, y los muchachos lo entendieron rápido. Y después les dijimos que ellos no son menos que nadie, que es una categoría muy pareja, al margen de que todo cuesta el doble porque estamos lejos de Buenos Aires. Por suerte se dio todo redondito, pero todavía no se logró nada.

-¿Qué técnico sos? ¿Cuál fue el mensaje que decís que bajaste?

-Traté de robarles ideas a todos los DT que tuve. Aprendí de Burruchaga, Alfaro, Cappa. Así que traté de tomar cosas de ahí y volcarlas en el campo con mi sello.

-No dijiste qué DT sos.

-Agresivo y a la vez conservador. Me gusta mucho cómo trabaja el Cholo Simeone, cómo plantea los partidos, cómo entrena. Quiero que mi equipo tenga marca propia, identidad. Y Brown ya la tiene.

-Así que le seguís los pasos al Cholo. Nada de facturas y mate…

-Bueno, tanto no. Sí estar encima de todo, en el cuidado personal, en el entrenamiento invisible, en los detalles menores, no regalar nada, ni futbolísticamente ni en lo extrafutbolístico. Si querés ganar algo tenés que estar en todo. Yo les doy todas las herramientas a los jugadores para que el día del partido puedan sacarlo adelante.

-¿Dudaste cuando te llamaron para ir a dirigir a Madryn?

-Tuvimos reuniones con Ferro y Brown. Las dos fueron positivas pero el que nos llamó fue Carlos Eliceche (NdR: dirigente de Brown). Así que agradecidos a él porque nos dio trabajo. Son desafíos en los que hay que jugársela. Sabíamos que nos iba a ir bien porque vinimos convencidos.

-¿Se fueron con la familia a vivir al Sur?

-No, solos, porque los hijos están grandes y van al colegio. Esa es siempre una duda para ir a trabajar a lugares lejanos, te perdés muchas cosas de la familia. Pero nacimos para esto, hay que hacer el sacrificio y la familia está siempre.

-¿Quién cocina, vos o tu ayudante Ale Limia?

-Ja, ja… Vivimos todos separados ahora, así que vamos a un restaurante. Pero en los primeros tiempos viví con Ale y a lo mejor él limpiaba y yo lavaba la ropa, ja, ja. Ahora cambió el asunto. Fuera de broma, estamos muy cómodos en Madryn.

-¿Asusta pelear el campeonato con Argentinos, Chacarita y Chicago?

-Y, los equipos de Buenos Aires son los grandes de la categoría, pero sabemos que esto es largo. Estuvimos cinco meses punteros, vamos a seguir peleando. Hay que cosechar por el promedio y si metemos el ascenso, bienvenido. Ese es el objetivo. Y ojo que tenemos que jugar con Argentinos y Chacarita de local. Incluso ya les ganamos allá.

-¿Qué significaría meter a Brown en Primera?

-Sería un sueño hecho realidad. Un logro importantísimo para la ciudad, porque sería el primer equipo de la Patagonia en la A, más allá de los viejos nacionales. Todos tenemos ese sueño, pero falta mucho.-Si llegás a ascender, Madryn va a ser más famoso por el fútbol que por las ballenas…-No, las ballenas son muy importantes, y la ciudad es hermosa. Hay gente de todo el mundo, es un paraíso. Pero si ascendemos, seguro le vendría muy bien a la ciudad. Que vengan Boca, River, Racing, Independiente, San Lorenzo… sería un golazo.

-Suponemos que ya fuiste a ver a las ballenas.

-Cuando llegamos en septiembre, las vimos una vez que estábamos cenando, a unos 200 metros. Pero la verdad que no hice la excursión. Ahora en mayo vuelven, así que tendremos que ir. Me debo la excursión, ja, ja. Pero al menos hice la de los pingüinos, con mi familia.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de Brown?

-Lo mejor es que es un equipo solidario, muy agresivo, sabe lo quiere y es inteligente. Por algo está ahí arriba en la tabla. Y lo que molesta es que estamos muy lejos de Buenos Aires y nadie nos tiene en cuenta, pero eso ya lo sabíamos. Así que hay que dejar todo para que el equipo termine bien y empiecen a hablar de Brown.

FUENTE: (http://www.ole.com.ar/futbol-ascenso/esmerado-brown-madryn_0_1777622320.html)